Cómo elegir la clínica correcta para dar a luz

Cómo elegir la clínica correcta para dar a luz

Traer un hijo al mundo es una de las cosas más maravillosas que puede experimentar cualquier mujer a lo largo de toda su vida. A pesar de que realmente es una tarea difícil llevarlo 9 meses en su vientre, y luego someterse a una cirugía para poder sacarlo de allí, o aún más doloroso, tráelo a través del parto natural, es algo que de verdad vale la pena. La llegada de un bebe trae alegría, cariño, ternura, y muchísimo amor a la casa de los padres, y es por ello, que no podemos tomarnos a la ligera en que clínica va a llegar a nuestro mundo. De esta manera, a continuación, daremos algunos consejos sobre cómo elegir la clínica correcta para dar a luz a nuestro hijo.

Muchas madres, y parejas en conjunto, no piensan en este punto al momento de escoger a su ginecólogo, ya que muchos de ellos tienen sus propias clínicas, o, de lo contrario, tienen alguna clínica exclusiva donde llevan a cabo los partos. No obstante, es importante informarnos sobre esto con dicho medico al momento de comenzar las consultas, ya que en caso de que este no cuente con una clínica exclusiva o propia, o si la tiene, y no es de nuestro agrado, lo más recomendable es acudir a otro ginecólogo que cubra nuestras necesidades.

Aspectos Económicos

Existen algunas parejas que se dejan llevar por la emoción y los nervios, y piensan que muchos costos vienen ya incluidos en la tarifa que el ginecólogo les planteó. Sin embargo, es de suma importancia tener esto claro desde un principio, y preguntarle a nuestro ginecólogo todo lo que vienen incluido en ese presupuesto. Normalmente las clínicas estipulan las tarifas, por ello, sería buena idea averiguar sobre los costos y métodos de pago.

Por otro lado, en caso de que contemos con algún seguro, debemos informarnos que clínicas lo aceptan, y por supuesto, hasta que monto nos cubre el mismo, y que tipo de seguro es. Si averiguamos todo esto con tiempo, podemos programar un poco mejor el parto, y organizarnos de la forma más adecuada, así mismo, en caso de que no contemos con los recursos necesarios, podremos pensar en una forma de conseguirlos con tiempo de anterioridad.

Aspectos generales

Dejando de lado los aspectos económicos, es necesario que averigüemos la reputación de la clínica que nuestro ginecólogo nos ha sugerido, o de las que tenemos en mente; buscar comentarios y referencias de anteriores pacientes que hayan dado a luz en el lugar, que cantidad de partos han atendido en dicho lugar, y si alguno de ellos por desgracia no fue exitoso. Así mismo, en caso de que esta clínica haya pasado por un proceso amplio de reclutamiento de personal muy recientemente, informémonos en que área es este nuevo personal, ya que puede que no conozcan lo suficientemente bien el lugar a la hora de atender nuestro parto.

Otra cosa sumamente importante, es que esta clínica debe pedir nuestro consentimiento en caso de que sea necesario realizar una intervención de emergencia, como una cesárea, o el corte y cauterización de las trompas de Falopio. Ninguna clínica puede llevar a cabo alguna intervención de esta índole sin la previa aprobación de su paciente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *