Historia del buzón de correo

Historia del buzón de correo

Todos sabemos que es un buzón de correo, pero lo que no sabemos es  donde se originó. Es por esto que vamos a hacer un breve recuento de la historia del buzón de correo. Esta historia se remonta al año de 1633, cuando un cartero polaco. Tenía que hacer una ruta fija desde Breslavia hasta Legnica, pasando por Leipzig, dio origen al primer buzón de correos. Los buzones Sevilla, demuestran que esta tradición aun no ha muerto.

El caso es que para ahorrar tiempo, el cartero.  Se idearia un plan donde sus usuarios, dejaran las cartas en un cajón en un alto del camino. Entonces él recogía todas las cartas allí, y las llevaba a sus destinos concernientes. Esta idea del repartidor de cartas polaco, dio origen a que en el siglo XIX. Se construyeran los primeros buzones de correo, y se repartieran por varios sitios estratégicos de la ciudad.

De allí se fue esparciendo por toda Europa y luego trascendió las fronteras hacia el Continente Americano. Donde en tiempo récord, todas las urbanizaciones, se acostumbra a tener un buzón de correos en cada casa. En los edificios de condominios, también se estila tener un buzón de correos grande en la planta baja del edificio con un compartimento para cada apartamento. Y con su respectivo número donde cada propietario posee una llave.

De manera pues que cuando llega el cartero, solo introduce en cada buzón las respectivas misivas. Donde luego, cada propietario las retira.

El correo electrónico desplazó a los buzones tradicionales

Como es de esperarse, la tecnología ha sido implacable con la mano de obra y con las tradiciones más bellas. Pues el correo electrónico desplazó a los buzones tradicionales. Llevándose con ellos los manuscritos o cartas. Díganme si hay algo más bello que tener una misiva con puño y letra del ser amado. Hasta cofres de los más finos ébanos, eran elaborados por los ebanistas más esmerados. Todo, para guardar estas cartas llenas del más puro  romanticismo.

Ahora todas las palabras se dicen a través de un móvil o de un ordenador, allí no hay una firma, ni si quiera un lenguaje puro. Porque, hasta el idioma ha acabado atropellado, con abreviaturas o cambiando las palabras por una sola letras.

Este es el caso que para escribir por ejemplo “Te dije que vinieras temprano” ponen “te dije K vinieras temprano”. Después de todo. Esto no es tan grave, lo más grave sería el hecho de que la tecnología  avanza tan velozmente. Y muchas personas se han quedado rezagadas.

El buzón de correos más antiguo de España

En Valladolid, en una casa de familia, se encuentra el buzón de correos más antiguo de España, justamente en la calle derecha N° 42. Está empotrado en un edificio barroco del siglo XVIII, este buzón lleva una inscripción con los números romanos MDCCXCIII (1793) según Ordenanzas de Correos de España. Este buzón y la fachada del edificio, fueron restaurados en el año  2005 por órdenes expresas del gobierno de España para salvaguardar esas reliquias.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *