Las lesiones más comunes que sufren los futbolistas

Las lesiones más comunes que sufren los futbolistas

Ven y descubre en el siguiente post todo lo que debes saber acerca de las lesiones más comunes que sufren los futbolistas. El deporte que practican a diario estos deportistas profesionales les exige a sus cuerpos esforzarse al máximo en busca de obtener buenos resultados.

La práctica de determinados deportes especialmente los de competición como lo es el fútbol, expone a los futbolistas a traumatismos de distintos tipos. Un traumatismo es una lesión producida por un acto violento o por una fuerza externa. Tanto la fractura de un hueso como un golpe en la cabeza o la rotura de un diente constituyen traumatismos que deben ser atendidos con carácter de emergencia.

Por eso lo más recomendable después de haber tenido un partido de fútbol o de haber culminado un estricto entrenamiento o práctica, los deportistas pueden tomar la decisión de tomar un masaje tantrico Madrid como también podrían tomar un masaje Shiatsu japonés, eso queda a criterio de cada persona.

¿Cuáles son las lesiones más comunes que sufren los futbolistas?

Para poder saber cuáles son las lesiones más comunes que sufren los futbolistas debes seguir leyendo este interesante artículo, el cual tiene el gusto de brindarles tan importante información que les puede ayudar mucho a la hora de tener cualquier percance en el campo de batalla.

Esguinces

Se produce un esguince cuando, por una torsión o estiramiento violento, una articulación sobrepasa los límites de su campo normal de movimiento y se rompen sus ligamentos. Los principales síntomas son el dolor y una rápida inflamación de la región afectada, acompañado a veces de un hematoma y dificultad para mover la articulación.

Si un futbolista llega a sufrir un esguince, lo más recomendable es seguir el siguiente tratamiento que dejaremos a continuación:

Inmovilización de la zona afectada utilizando una venda elástica o una tablilla evitando que el daño sea mayor.

Descanso hasta que se recupere por completo evitando cualquier tipo de actividad que le cause dolor o inflamación.

Colocar hielo en la zona afectada lo más rápido posible de modo que pueda disminuir la hinchazón, el dolor y el espasmo muscular.

Vendaje de toda la región afectada hasta que desaparezca la inflación por completo.

Elevación que le ayudará a reducir la hinchazón, es muy importante mantener por encima del nivel del corazón la pierna o brazo en que se ha producido la lesión, especialmente durante el descanso nocturno.

Luxaciones

La salida del extremo de un hueso de su posición normal se denomina luxación o dislocación. En la mayoría de los casos, la luxación se produce por un golpe o una mala caída, pero a veces puede ocasionarla una enfermedad, como la artritis reumatoide, la debilidad congénita o el debilitamiento de una articulación causado por luxaciones anteriores. Sus principales síntomas son la inflamación y el dolor local, la dificultad para mover la articulación y, a veces, una evidente postura anómala.

Fracturas

Ante la sospecha de que se ha producido una fractura, la primera medida consiste en proteger la región afectada para evitar que se lesione más. Nunca debe intentar alinear un hueso roto: la reducción, colocarlo en su lugar, ha de practicarla un médico especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *