Los países más pequeños de Europa

Los países más pequeños de Europa

No hay duda alguna de que Europa es un continente repleto de encantos, tanto culturales, arquitectónicos, históricos, gastronómicos, y por supuesto, naturales. De igual forma, es una tierra bastante curiosa y con cientos de misterios. Ahora bien, una de las curiosidades más llamativas de este lugar es que cuenta con varios países realmente pequeños, de entre los cuales algunos no llegan ni siquiera a los 2 kilómetros cuadrados de territorio, lo que no quiere decir que sean lugares feos, más bien todo lo contrario. De hecho, hay un viejo refrán que dice que las mejores fragancias vienen en frascos pequeños, y por esta razón, a continuación, te mostraremos 2 de los países más pequeños de Europa.

El Vaticano

Aunque para algunas personas incultas el Vaticano es una ciudad, en realidad es el país más pequeño de toda Europa. Cuenta con tan solo unos 0,44 kilómetros cuadrados de territorio, y se encuentra ubicado dentro de la ciudad de Roma en Italia. Como muchos sabemos, este es el hogar del Papa, quien es la máxima autoridad de la iglesia Católica, así como también, el jefe de este hermoso país.

Mónaco

Cuando decimos que las mejores fragancias vienen en frascos pequeños, podemos afirmar que Mónaco es un claro ejemplo de ello. Con tan solo 1,95 kilómetros cuadrados de extensión, este país es uno de los destinos turísticos más famosos y lujosos de todo el mundo. Se encuentra ubicado dentro Francia, y cuenta con una maravillosa costa marina. Mónaco es una monarquía hereditaria, y su príncipe actual es Alberto de Mónaco. Vale la pena decir que la capital de este país es Mónaco, lo que quiere decir que no existe la más mínima diferencia de territorio entre el país entero y la capital. A pesar de ser el segundo país más pequeño de Europa, Mónaco tiene como principal fuente de ingreso el turismo de lujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *